Cuidado en el hogar

Si usted, o alguien bajo su cuidado, tiene COVID-19, es importante saber cómo cuidarse a sí mismo y a los demás mientras está en casa. La mayoría de las personas con COVID-19 tienen síntomas leves y pueden recuperarse en casa sin atención médica. Siga los pasos abajo si usted o alguien en su hogar tiene síntomas de COVID-19.

Busque asesoramiento médico, si es necesario

  • Conéctese con su proveedor de atención médica o una línea de consulta si es necesario. Esto es especialmente importante si la persona enferma tiene un alto riesgo de sufrir una enfermedad grave debido a la edad avanzada o a condiciones médicas subyacentes. También puede comunicarse con su proveedor de atención médica para hablar sobre los anticuerpos monoclonales y otros tratamientos médicos. Obtenga más información sobre los tratamientos médicos disponibles (en este momento, esta página solo está disponible en inglés).
  • Si usted tiene un oxímetro de pulso, algo que mide el nivel de saturación de oxígeno de tu sangre de forma no invasiva, obtenga más información sobre cómo usarlo.
  • Preste mucha atención a sus síntomas. Si los síntomas empeoran o le preocupan, llame a un proveedor de atención médica para recibir orientación.
  • Esté atento a las señales de emergencia. Llame al 911 si la persona enferma tiene:
    • Problemas para respirar
    • Dolor persistente o presión en el pecho
    • Nueva confusión
    • Incapacidad para despertar o permanecer despierto
    • Piel, labios o lecho ungueal pálidos, grises o azulados, según el tono de la piel
  • Llame antes de visitar a su médico.

¿Necesita ayuda para encontrar un médico u obtener seguro de salud? Llame al 211 o visite 211information.org o obtenga más información sobre el Plan de Salud de Oregón (OHP).

Proporcione consuelo

  • Si alguien en su hogar necesita atención médica, elija a una persona en el hogar para que sea el cuidador principal.
  • Asegúrese de que la persona enferma descanse lo suficiente.
  • Use medicamentos de venta libre, como ibuprofeno y acetaminofeno (Advil, Tylenol, etc.) para mantenerse cómodo y controlar los síntomas.

Prevenga la Deshidratación

Mantenerse hidratado es importante cuando se cuida a sí mismo o a los demás. Asegúrese de que la persona enferma beba muchos líquidos (agua, caldo, té de hierbas, jugo, etc.)

  • Beba pequeñas cantidades de líquido con frecuencia, incluso si la persona enferma no siente sed.
  • Si la persona enferma no está comiendo sólidos, ofrézcale líquidos que contengan azúcar y sal, como Pedialyte® o Lytren® (sin diluir), caldos o bebidas deportivas (diluidas mitad y mitad con agua).
  • Evite beber bebidas alcohólicas, con cafeína o dietéticas. No use el tabaco.

Esté atento a los signos de deshidratación

Alguien que está deshidratado puede:

  • Ser débil o no responder (llame al 911 si alguien no responde)
  • Tener la boca y la lengua secas
  • Producir menos orina, que se vuelve de color oscuro

Cómo comprobar si hay deshidratación:

  • Pellizque ligeramente las capas de piel entre el pulgar y el índice durante 1 segundo (es mejor hacerlo en la piel abdominal de un niño y en la parte superior del pecho de un adulto).
  • Normalmente, la piel se aplanará a su forma normal de inmediato. Si alguien está deshidratado, la piel se tardará 2 o más segundos en aplanarse.

Si la persona enferma está deshidratada:

  • Dele muchos líquidos en sorbos o cucharadas frecuentes durante un período de 4 horas.
  • Esté atento a un aumento en la micción y un color más claro de la orina.
  • Llame a un proveedor de atención médica de inmediato si la deshidratación empeora.

Evite la propagación de COVID-19 en el hogar

Cualquier persona enferma debe:

  • Quedarse en casa, excepto para recibir atención médica.
  • Evitar el contacto cercano con otras personas. Use un dormitorio y baño separados, si están disponibles. Si esta no es una opción, trate de mantenerse al menos a 6 pies de distancia y manténgase enmascarado mientras interactúa. Considere establecer áreas separadas para dormir en un dormitorio. Limite el contacto con las mascotas.

Los cuidadores deben:

  • Usar una mascarilla y guantes cuando brinden atención, si están disponibles. Tanto la persona enferma como la persona que brinda la atención deben usar cubrebocas cuando estén en contacto cercano.
  • Limpiar las superficies en toda la casa todos los días. Use agua y jabón u otros productos de limpieza para el hogar, luego use un desinfectante en todas las superficies de alto contacto (teléfonos, mesas, accesorios de baño, manijas de las puertas, etc.) en toda la casa.
  • Lavar la ropa de la persona enferma con frecuencia. Mantenga la ropa sucia lejos de su cuerpo. Lávese las manos inmediatamente después de manipular la ropa.

Todos en el hogar deben:

  • Cúbrase al toser y estornudar.
  • Lávese las manos con frecuencia. Lávese las manos durante al menos 20 segundos con agua y jabón. Use desinfectante a base de alcohol, con al menos un 60 % de alcohol, cuando no haya agua y jabón disponibles.
  • Evite compartir artículos domésticos personales como platos, tazas, utensilios para comer, toallas, ropa de cama u otros artículos.

Obtenga apoyo

Si usted está enfermo con COVID-19 o está cuidando a alguien que está enfermo, puede ser estresante y preocupante. Consulte los siguientes recursos de apoyo para el estrés y la ansiedad:

  • Llame a la línea directa de crisis 24/7 del Condado de Yamhill al 844-842-8200
  • Visite el sitio web Safe and Strong de la Autoridad de Salud de Oregón para obtener apoyo de salud mental y emocional.

Consulte la página web de Mayo Clinic sobre consejos para el cuidado en el hogar.

Consulte la página web de los CDC sobre qué hacer si está enfermo.